Advertencia sobre
la Publicidad ---->
La publicidad que aparece a la derecha de este módulo pertenece a Foroactivo (recuerda que este es un foro "gratuito" y nuestro precio a pagar es permitir sus banners publicitarios), una vez que te inscribas e ingreses al foro dejarás de verla.
Nuestro Facebook
Abre tu foro gratis

Crear foro

Últimos temas
» Nietzsche y la mujer
Vie Ene 16, 2015 1:46 pm por Neith2000

» Libertad de voluntad y fatum
Mar Mayo 20, 2014 3:52 pm por Mindean

» Humano demasiado humano
Mar Mayo 20, 2014 3:47 pm por Mindean

» Sobre la sabiduría del Sileno
Mar Mayo 20, 2014 3:31 pm por Mindean

» Del regreso a casa
Lun Feb 17, 2014 9:36 pm por Yarti

» Puente. La longitud del título del tema debe ser entre 10 y 255 carácteres
Lun Feb 17, 2014 9:35 pm por Yarti

» Pagina Facebook
Lun Feb 17, 2014 9:30 pm por Yarti

» Los amores de Friedrich Nietzsche
Lun Ene 06, 2014 9:28 am por jcrf

» Foto de Nietzsche
Lun Dic 09, 2013 2:31 am por Lecadavre

Visita nuestro Blog

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 


Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Nietzsche en tu sitio de bookmarking social


Los amores de Friedrich Nietzsche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los amores de Friedrich Nietzsche

Mensaje  jcrf el Lun Ene 06, 2014 9:28 am

Amigos del foro. Gracias por mantener este sitio sobre el gran pensador que acabo de descubrir buscando por Internet. Me permito, a modo de addenda a la biografía, añadir aquí mi escrito sobre las relaciones sentimentales que tuvo Nietzsche a lo largo de su vida.
El escrito es bastante largo, así que copio aquí el comienzo y les doy el enlace (http://www.jcruizfranco.es/Los%20amores%20de%20Friedrich%20Nietzsche.pdf) donde leerlo completamente. Puede que al administrador le resulte interesante dividirlo en partes y publicar cada una en un post distinto, igual que ha hecho con las partes de su biografía. En tal caso, no hay inconveniente por mi parte, como autor.

Los amores de Friedrich Nietzsche
Friedrich Nietzsche es uno de los filósofos más destacados e influyentes de la historia. Legó a la posteridad una extensa obra que ha dejado huella en numerosos pensadores y escuelas, a pesar de que en vida apenas fue conocido y de que sólo le leyeron los amigos más cercanos a los que enviaba ejemplares de sus obras, que él mismo se encargaba de editar y de costear su impresión. Fue sólo bien entrado el período en que vivió sin tener conciencia de sí mismo -desde su derrumbe mental, a comienzos de 1889, hasta su muerte, ocurrida en 1900- cuando sus ideas comenzaron a difundirse y sus méritos a reconocerse.
Pero en este escrito no vamos a ocuparnos de su pensamiento, que ha sido objeto de numerosos libros, algunos de ellos redactados por filósofos de reconocido prestigio como Jaspers, Heidegger o Foucault. Tampoco vamos a narrar toda su vida, dado que contamos con la insuperable biografía de Curt Paul Janz. Vamos a ocuparnos de un tema más mundano que puede servir para que el público que no conoce su filosofía entable su primer contacto con él: los amores que tuvo. Es bien sabido que en sus escritos se declaró claramente misógino en casi todas las ocasiones en que hablaba sobre las mujeres; por ejemplo: “Un hombre de verdad quiere dos cosas: el peligro y el juego. Por eso ama a la mujer: el más peligroso de los juegos" (Así habló Zaratustra). Es evidente que esta actitud, por muy injustificable que resulte, debe tener algún motivo, y éste debe hundir sus raíces en su vida. Tratemos pues los amores de Friedrich Nietzsche, el enfant terrible, el hombre que filosofaba a martillazos.

Niñez, juventud y estudios
Nació en Röcken, Alemania, el 15 de octubre de 1844. Su padre era pastor protestante y murió cuando el pequeño Friedrich sólo tenía cuatro años; desde entonces vivió con su madre, su tía y su hermana, y esa ausencia de la importante figura paterna se iba a hacer notar durante toda su vida. Ya desde niño llamaba la atención por su inteligencia, su cultura y su talante serio. Después de estudiar en el internado de Pforta y en la Universidad de Bonn, donde su interés pasó de la teología a la filología y posteriormente a la filosofía, fue nombrado catedrático de filología clásica de la Universidad de Basilea con sólo veinticuatro años. Sin embargo, su siempre débil salud fue empeorando con el paso del tiempo. Sufría espasmos gastrointestinales y fuertes jaquecas, además de una progresiva ceguera; padeciendo sus males sin mujer ni amigos íntimos, contaba con el único consuelo de compartir sus problemas con su hermana Elisabeth, unas veces en persona y otras por carta. En 1879, después de diez años de actividad docente, tuvo que renunciar al cargo. Con una pequeña pensión que le quedó gracias a su paso por la universidad, inició una vida de solitarios viajes en busca del clima perfecto para su maltrecha salud, alojándose en modestas casas de huéspedes. Sus únicos compañeros eran sus libros, sus manuscritos, los innumerables frascos de medicinas y las cartas que escribía a sus parientes y conocidos. El origen de la tragedia no había sido bien recibido en el ambiente académico, pero tuvo muy buena acogida por parte de Richard Wagner y su círculo, al que orgullosamente pertenecía Nietzsche, por lo demás melómano y buen pianista. Sin embargo, después de las Consideraciones intempestivas, donde ya se adivinaba un cambio en su pensamiento, su obra Humano, demasiado humano fue considerada un insulto por Wagner, con quien rompió relaciones. El compositor se había ido inclinando hacia la tradición judeocristiana y abandonando su anterior paganismo, lo cual fue criticado por Nietzsche.

Rosalie Nielsen, una relación fugaz y no deseada
De 1874, cuando se encuentra ultimando la segunda de sus Consideraciones intempestivas, data la primera relación conocida de Nietzsche. Rosalie Nielsen, danesa, esposa separada de un oficial de marina, antigua partidaria del revolucionario y nacionalista italiano Mazzini, se declaró ferviente admiradora de nuestro filósofo y le escribió felicitándole después de haber leído El origen de la tragedia. Después de un breve intercambio epistolar logró un encuentro personal con él, pero la naturaleza había dispuesto que la citada señora fuera muy poco agraciada físicamente, además de cuidar poco su aspecto y su vestimenta y no importarle no ir aseada. A los pocos segundos de entrar nuestro protagonista en la habitación del hotel de Friburgo de Brisgovia donde se habían citado, salió corriendo de ella, visiblemente alterado, haciendo muchos gestos y gritando: “¡Monstruo, me has engañado!”. Su amigo Franz Overbeck fue testigo de los hechos y se excusó ante la señora, pero unos días después ayudó a Nietzsche a evitar un segundo encuentro, cuando ella quiso volver a verle, sin importarle lo sucedido en el primero.

Emma Guerrieri, una relación exclusivamente epistolar
También por la misma época, Nietzsche tuvo una cordial relación, si bien sólo por correspondencia (no consta que se vieran en persona) con la marquesa italiana Emma Guerrieri, que se declaró su admiradora espiritual, dado que le había impresionado el citado libro El origen de la tragedia y conocía su fulgurante carrera académica.

Berta Rohr, primer intento de matrimonio
También en 1874 comunicó por carta a su hermana Elisabeth que estaba prácticamente decidido a casarse con una tal Berta Rohr, a quien había conocido el año anterior. Elisabeth, que toda su vida sintió celos de las relaciones de su hermano, mostró su oposición, a lo cual Nietzsche contestó que sólo se había tratado de una broma. Sin embargo, gracias a lo que escribió a un amigo sabemos que no era así.

Marie Baumgartner, un amor maternal, en principio
El 29 de marzo de 1874 Nietzsche fue invitado a la casa de los padres de su alumno Adolf Baumgartner, donde conoció a la madre de éste, Marie Baumgartner-Köchlin. Esta mujer había nacido en 1831, y era por tanto trece años mayor que Nietzsche. Era originaria de Alsacia, uno de los territorios en perpetua disputa entre Alemania y Francia; se sentía francesa y era crítica con Alemania, razón por la que le atraían las críticas de Nietzsche a la cultura alemana.
Desde la primavera de 1874 Nietzsche la visitó a menudo en su casa de Lörrach. Le hizo conocer sus hábitos, sus proyectos y esperanzas. Ella le enviaba los poemas que escribía, si bien parece que él nunca los elogió. La señora Baumgartner actuó como una madre o una hermana mayor; aparece como una protectora incondicional, preocupada y llena de espíritu maternal, pero con ciertos toques de amor carnal hacia Nietzsche, tal como puede verse en sus cartas. Ciertamente, en su correspondencia se detecta algo más que un mero amor maternal. Aparte de la posible atracción física, lo que le unía a él era su cosmopolitismo, su refinada espiritualidad y su amor por la filosofía de Schopenhauer. Admiraba los escritos de nuestro filósofo y se ofreció a traducirlos al francés, comenzando por Schopenhauer como educador.
Se trata de una de las pocas relaciones en las que una mujer hizo objeto de su amor a nuestro protagonista. Pero estaba casada y con hijos, y a ninguno de los dos se le ocurrió traspasar esos límites. Además, Nietzsche aún vivía bajo la fascinación de Cósima Wagner, su amor platónico, y la propia Marie reconocía lo mucho que esa relación hacía sufrir a su amigo. La separación en el espacio fue enfriando la relación, y la posterior evolución de Nietzsche conllevó el alejamiento espiritual, precisamente en los años en que él habría necesitado más sus cuidados. Además, el lamentable episodio de Lou Salomé -que relatamos más adelante- tuvo sin duda que ofenderla. Sobrevivió ocho años al derrumbe psíquico de Nietzsche (murió en 1897), pero parece que en todo ese tiempo no se interesó por su estado.

El escrito completo puede leerse en http://www.jcruizfranco.es/Los%20amores%20de%20Friedrich%20Nietzsche.pdf
avatar
jcrf

Masculino
Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 06/01/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.